Cuántos de nosotros a mitad de nuestro camino diario nos topamos con algún café que exhibe en sus vidrieras los más atractivo que podemos ver en el día: un delicioso postre con chocolate, crema y frutas. Nada tan poderoso para detenernos y echar a andar nuestros sentidos. Así de atractiva es la pastelería y la panadería. 

Nacimiento de la pastelería y la panadería 

La historia se ha encargado de hacernos conocer el origen de tan delicioso oficio, y es que data de la era egipcia, de quienes los hebreos tomaron el conocimiento para transmitirlo a los romanos y griegos. 

Fueron los egipcios los que desarrollaron las primeras fermentaciones, para que los griegos y romanos tomarán la herencia y de esta manera fomentarla a los galos e ibéricos, quienes desarrollaron el vino y el pan. 

Con el transcurrir del tiempo, los árabes también aprendieron a ser diestros en el endulzamiento de diversos frutos a partir de mieles, aunque con el refinamiento de la caña de azúcar, fueron el gran aporte a la humanidad, al igual que el desarrollo de las semillas feminizadas en la actualidad. 

Fueron los italianos quienes brindaron al mundo refinadas creaciones como la pasta, helados, pastas hojaldradas, y otros elementos gracias a Catalina de Médicis quien en la Edad Media viajó con sus cocineros a Francia. Sin contar que fue ella quien introdujo el uso del tenedor que en la actualidad conocemos. 

La pastelería en la actualidad 

Se denomina pastelería a esa área donde se lleva a cabo la preparación de dulces bien sea en una cocina, restaurante, hotel, banquetes, o cualquier otro evento o lugar. Además, también se le llama pastelería al establecimiento o local donde se expende este tipo de comida y en ellos se desempeña el pastelero de oficio. 

Pero dicha área se ha diversificado con el tiempo, por lo que en la actualidad es común encontrar al repostero pastelero en esa área de la cocina. De esta manera el repostero no sólo se limita a las salsas, masas, rellenos, o azúcares.

Aunque se podría seguir manejando los conceptos iniciales donde el pastelero solo es el encargado de la creación de complejos pasteles, mientras que el repostero, crea postres clásicos, rellenos, caramelos, mermeladas, salsas, pastas, merengues, nougat, bizcochos, mazapanes, cremas, helados, tartas, entre otros. 

Diversificación de la pastelería 

Con el tiempo se han desarrollado más técnicas con diversos ingredientes y materiales que han propiciado otras áreas en la repostería como:

  • La Chocolatería: en ella sólo se trabaja con el preciado chocolate como ingrediente esencial. 
  • La Confitería: en esta se crean productos que poseen un alto contenido de azúcar como bombones, malvaviscos, jaleas, aunque actualmente una subdivisión de la misma emplea diversos tipos de azúcares para realizar esculturas, y otras técnicas donde se muestren sus destrezas. 
  • La Panadería: su especialidad es el pan salado y dulce, aunque este último es perteneciente a la bollería como oficio. 

Pero las cosas han cambiado, pues el repostero se ha diversificado siendo capaz de realizar complejos pasteles, emplatar postres en hoteles, restaurantes o banquetes y en ocasiones también se desempeña como panadero.